miércoles, 9 de febrero de 2005

Cyberdark.net cierra



Hace unas semanas saltó la noticia.
Cyberdark.net cierra el próximo 1 de Marzo.

Nacida como proyecto personal de David Fernández, alias Cyberdark, Cyberdark.net es, por derecho propio, la más importante web sobre Literatura Fantástica de habla hispana, convirtiéndose en referente obligatorio para todo aquel interesado en Ciencia Ficción, Fantasía o Terror.

El hastío, el agotamiento y la carga en que se ha convertido la gestión y mantenimiento de la web han hecho mella en la moral de David, que ha declarado en varias ocasiones que de un tiempo a esta parte ésta le da más disgustos que satisfacciones. Lo que empezó como un apasionante hobby es ahora para él una pesada y obligatoria carga.

La Página Naranja está estructurada en lo que podemos llamar cuatro grandes bloques.
La Biblioteca es el núcleo sobre el que gira toda la web. Elaborada en los últimos cinco años por los Bibliotecarios, colaboradores de la web dedicados al mantenimiento de la misma, y enriquecida con las opiniones de cientos de usuarios de la web, actualmente es la mayor base de datos bibliográfica sobre Ciencia Ficción, Fantasía y Terror en castellano que existe.
En Artículos encontramos un repositorio de artículos, biografías, entrevistas y críticas, así como una sección de relatos originales. Destaca por la calidad y extensión de los artículos, que van desde comentarios sobre obras hasta completos análisis sobre subgéneros dentro de la Literatura Fantástica.
La Tienda es, junto a la publicidad, el motor económico de la web. Con un descuento permanente del 5% en todos sus productos, y con un catálogo bastante completo, es un lugar muy a tener en cuenta para ampliar nuestras bibliotecas.
La Comunidad, mejor conocida como los Foros. Si la Tienda es el motor económico, los Foros son el motor humano. Estructurados en foros genéricos y grupos de temas más específicos, ha resultado ser una verdadera revolución social respecto a las comunidades online. Su carácter más destacado es el "buen rollito" que se respira en general, apoyado por la labor de los administradores. También tengo que destacar el alto número de quedadas, así como su alto nivel de participación, que ayudan aún más a la cohesión de la comunidad, haciéndola única como comunidad virtual. Y para finalizar, otra de las cosas que más me llamó la atención era el hecho de que entre los usuarios se encontraban, como uno más, tanto editores como autores nacionales de la talla de Juan Miguel Aguilera, Javier Redal, León Arsenal, Rafael Marín, Rodolfo Martínez, y los que me dejo. Eso nos debería de dar una idea de la importancia de la web.

De lo que constituye Cyberdark.net sólo se salvarán la Tienda y la Biblioteca, que quedará ésta en manos de los Bibliotecarios. Los Foros, muy a nuestro pesar, van a quedar disgregados en varias webs, todas ellas proyectos personales de distintos usuarios de Cyberdark.net.

Lamentamos profundamente la decisión de David, ya que el cierre de Cyberdark.net es un duro golpe para la Afición. Pasará mucho tiempo antes de ver una web con la calidad de los contenidos y, sobre todo, con la calidad humana de los usuarios de La Página Naranja. Pero, como alguien anotó en los Foros, la semilla está plantada, y si algo es seguro es que se puede conseguir.

2 comentarios:

Grin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Grin dijo...

En fin, no soy asiduo a ésta página, no me da tiempo a leerme un libro y luego comentarlo en un foro, soy demasiado leeento en general para todo.
Si que la conocía, alguna vez buscando información sobre Willian Gibson o Bradbury o algo de eso, recuerdo haber pasado por ahí y desde luego es IMPRESIONANTE la cantidad de información almacenada y el como lo está.

Entiendo que alguien se hastíe de gobernar semejante monstruo. Si no puede dedicarle Fulltime.

Lo que no entiendo es:
1.- ¿Como es posible que un proyecto así, con ese EXITO, no te de para vivir de el?. Con su tienda y su publicidad... Si una página asi no funciona, que esperanza hay en internet?

2.-¿Por que hay que cerrar una página cuando la puedes dejar morir de muerte natural? No es mejor simplemente, abandonarla. Por que al menos la información sigue estando en la red. Suponiendo que al menos se autofinancie.

En fin, una pena de todos modos.