lunes, 28 de agosto de 2006

Empezando de nuevo

Curioso esto de las vacaciones de verano. Mientras disfrutas de ellas, aprovechas para replantearte tu vida, para qué dejarlo para Año Nuevo. Decides que, cuando vuelvas a trabajar, vas a dejar atrás las malas costumbres laborales, a tomarte el trabajo con otra perspectiva, más sana. Vas a hacer lo posible por "volver a empezar".

Bueno, pues parece que ha llegado el momento de verdad.

Dejo mi trabajo actual en Cyes, S.A. para incorporarme a las filas de Black María. Voy a retomar mi abandonada trayectoria, a volver a hacer lo que de verdad me gusta. Ya era hora.

Atrás se quedará la estabilidad económica a costa del estancamiento profesional, el timbrazo del teléfono que te hablará de problemas, ésto, ésto y ésto. Por delante, la presión de la fecha límite, la precariedad del contrato por obra, la fama y la fortuna. Si funciona, seré el más grande. Si no, legaré a mis hijos la amarga lección de Lo Que No Hay Que Hacer.

La suerte está echada.

1 comentario:

morrigan dijo...

Se que todo te va a salir bien... es un gran paso eso de cambiar de trabajo, lo se por experiencia... dejar algo que más o menos funcionaba por algo que no sabes cómo funcionará, a veces es lo mejor, ya no sólo en el aspecto económico, sino en el familiar, y si encima van las dos cosas unidas (más dinero y más tiempo libre para tu gente) mucho mejor.

Desde aqui mi más sincera enhorabuena por tu decisión, creeme, sé que no te has equivocado.
(por cierto, si necesitan a alguien a media jornada y cobrando mucho... me avisas ;) ).

Un gran abrazo.